Inicio / Administración Autonómica / CSIT Informa / Detalle

CSIT Informa

SIME apoya a los Médicos de Familia y Pediatras de Atención Primaria de Madrid, en huelga

El sindicato SIME, Médicos y Facultativos de Madrid, federado en CSIT UNIÓN PROFESIONAL, quiere manifestar su apoyo a los Médicos de Familia y Pediatras de Atención Primaria (AP) de la Comunidad de Madrid que han iniciado la huelga convocada unilateralmente por el sindicato AMYTS.

Desde SIME y CSIT UNIÓN PROFESIONALllevamos denunciando desde hace más de 10 años la situación de deterioro progresivo que está sufriendo la Atención Primaria de Madrid. También hemos denunciado la falta de voluntad de la Consejería de Sanidad de Madrid de solucionar el problema. La medida puesta en marcha por la Consejería, el Plan Integral de Mejora de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid 2022/2023, es claramente insuficiente para solucionar los graves problemas de la AP madrileña y fue rechazado por todas las organizaciones sindicales de la Mesa sectorial de sanidad y por los profesionales.

En la actualidad la Atención Primaria madrileña esta insuficientemente financiada (30% inferior a la media de las CCAA), presenta una infradotación de recursos humanos (15-25% menos de la recomendada en las diferentes categorías) y de infraestructuras, los profesionales están entre los peores retribuidos de España y se carece de una organización eficiente de la asistencia. Trabajar en la AP es poco atractivo para los profesionales. Esta situación de deterioro que afecta a todas las profesiones de la AP madrileña, es especialmente lesiva para médicos de familia y pediatras. En estas categorías es donde mayores repercusiones tiene la insuficiente dotación de las plantillas, agravado por una incapacidad de cobertura de las vacantes superior al 20%, el exceso de actividad asistencial, la burocratización de la actividad asistencia y la potenciación de turnos de trabajo poco conciliadores. Los facultativos tienen que asumir de forma obligada y no retribuida, el exceso de actividad asistencial generado como consecuencia del déficit de las plantillas y de la inoperancia de la Consejería para habilitar otras soluciones que no sobrecargue a los profesionales.

La decisión de esta huelga no es fácil para los médicos de familia y pediatras de AP de Madrid. Pero la insensibilidad e incapacidad de la consejería de Sanidad de Madrid para habilitar soluciones a los problemas que acarrea especialmente este colectivo de profesionales y al mismo tiempo la AP de Madrid, justifica su decisión.

La Consejería de Sanidad de Madrid debe reaccionar de forma urgente y a través de la Mesa Sectorial de sanidad, retomar las negociaciones con las organizaciones Sindicales para dar una solución a todas las demandas de los Médicos de Familia y Pediatras de AP y así como del resto de profesionales de la Atención Primaria madrileña.


Etiquetas:

Relacionados:

(28 Archivos)